En este caso el Juez de Granollers (Barcelona) obliga a Wizink a devolver todos los intereses y comisiones porque las cláusulas tal como estaban redactadas dificultan claramente su comprensión, estando redactadas de forma oscura y confusa, poco clara. Por todo ello se declara la nulidad del contrato.

crossmenu