¿Puedo reclamar al banco por el IRPH de mi hipoteca?


 

La Sentencia del Tribunal Europeo abre la puerta a muchas personas para que puedan reclamar a sus entidades bancarias el dinero que se les ha cobrado indebidamente por la aplicación del IRPH, que puede ser nulo, así como a quienes se les aplica al IRPH un tipo fijo desde 2014.

La cantidad de dinero que se puede reclamar es significativa. Por ejemplo, si tomamos como referencia un préstamo de 180.000 € firmado en el 2007, a 30 años, con IRPH +0,25% que se pasara a euríbor +25%, el banco debería devolver 36.000 €. Además, la amortización de capital sería de 11.000 € menos pendientes de préstamo.

Dada la importante cantidad de dinero que se suele reclamar, muchas entidades como CaixaBank o BBVA intentan evitarlo haciendo que sus clientes firmen una renuncia a reclamar este importe, a cambio de rebajas en la cuota que, en realidad, no salen tan a cuenta. Por ejemplo, firmar una renuncia impediría reclamar en el caso expuesto 36.000 €, o de 20.000 € a 30.000 € en el caso de una hipoteca de 150.000 €. Por ello, recomendamos pensarlo bien antes de firmar la renuncia. Además, las posibilidades de obtener una sentencia favorable son altas. Por este motivo la banca intenta ofrecer este tipo de pactos.

Como información adicional, uno de los motivos por los que el banco puede ser condenado a devolver todo el dinero del IRPH es que los empleados de la sucursal, en su día, no entregaron a sus clientes un documento importante: el gráfico explicativo de los tipos de interés IRPH de los 2 años anteriores a la firma de la hipoteca. Es un documento que los bancos reconocen no haber entregado porque creían que no era imprescindible, sin embargo, suponía una falta de información relevante para sus clientes.

En todos nuestros años de experiencia tratando con abusos bancarios, ningún cliente ha podido presentar este documento con la tendencia del IRPH de los dos últimos años, ni tenemos constancia que fuese uno de los documentos entregados y firmados durante los tratos preliminares a la firma del préstamo hipotecario, por lo que en estos casos las posibilidades de recuperar el dinero pagado de más son todavía más elevadas.