Deuda subordinada y preferentes

Aproximadamente unas 850.000 personas han comprado emisiones de deuda subordinada y preferentes emitidas por bancos conocidos, cajas y algunas empresas que no tienen nada que ver con el sector de la banca.

Muchos de estos clientes, han recurrido al arbitraje o a los tribunales para solventar esta pérdida y recuperar parte o la totalidad de su dinero.

La Comisión Nacional del Mercado  de Valores (CMNV) elaboró un informe el pasado 2013, en el que afirma que entre los años 2008 y 2012 las diferentes entidades emitieron preferentes y deuda subordinada para poder financiarse por un valor de 42.584 millones.

Se estima que 6.000 millones de dichas preferentes se comercializaron incumpliendo la ley, en la mayoría de los casos, por la escasa información de este producto y la nula información de los riesgos que conlleva estas operaciones.

Muchos de los grupos financieros hoy existentes cuentan con algún banco o caja que ha vendido preferentes, podemos afirmar que prácticamente todos, Santander, BBVA o Caixa Banc, para los clientes de cajas que en su día fueron rescatadas, se abrió la vía del arbitraje, de esta manera el Gobierno cedía a la presión social argumentando que cometían irregularidades en la comercialización en las sucursales.

Catalunya Banc: el arbitraje ha permitido dar la razón a 23.000 clientes por más de 330 millones.

Novagalicia: El proceso ha concluido con 77.000 resoluciones, pero hay otros tantos millones sin poder recuperarse tras su nacionalización

Bankia: Con 183.320 solicitudes de devolución y en el 70% de los casos el arbitraje ha sido favorable.

Emisiones-de-Hibridos