Catalunya Banc obligada a devolver 30.000€ de Preferentes

Una sentencia de la Audiencia Nacional de Barcelona, obliga a Cataluña Banc a devolver 30.000 euros a una cliente que compró participaciones preferentes de la entidad.

La afectada compró entre 1992 y 2002 un valor de 30.000 euros en preferentes. En 2012 quiso disponer de todo su dinero y no los pudo cobrar y decidió demandar a la entidad bancaria que alegó la prescripción de los hechos. El juzgado, la Audiencia de Barcelona y otros tribunales del estado consideran que la prescripción empieza a contar a partir de la finalización de su vigencia, por lo tanto la afectada tiene el derecho de reclamar la nulidad en el momento en que le dejan de pagar.

El Tribunal ha tenido en cuenta que la compradora tenía un perfil ahorrador y que no le informaron del alto riesgo que tienen estos productos financieros así como la declaración de la empleada que le vendió las participaciones que también afirma, que no fue informada del riesgo de este tipo de producto.